Inicio Cuba Familiares de los enfermos graves en Las Tunas duermen en carpas en...

Familiares de los enfermos graves en Las Tunas duermen en carpas en los jardines del hospital

111

Frente al hospital Ernesto Che Guevara, el más importante de Las Tunas, los familiares de los enfermos graves duermen en carpas y casas de campaña que han montado ellos mismos porque no existe un lugar habilitado en el centro para que, al menos sentados, puedan permanecer bajo techo.

Cuando llueve no caben en la sala de estar y la situación lleva meses así.

Habían aprobado un presupuesto para ampliar algunas áreas que, aunque no tuvieran todas las condiciones, le dejara espacio a las familias pero no hay constructores porque se los llevaron a todos para las labores de mantenimiento por el acto del 26 de julio, explica un reporte del Periódico 26.

“La sala de estar, al lado de Información, es muy pequeña; los asientos no son muy cómodos y ya muestran deterioro. Recordemos que hay personas de otros municipios, no pueden ir a su casa a descansar. Menos mal que dispone de agua fría”, explicó Fermín Morell Sánchez, uno de los familiares de los pacientes ingresados.

Rolando Reyes Pérez, jefe del Departamento de Seguridad y Protección del hospital, dijo que “según un Decreto-Ley de Comunales está prohibida la permanencia de las carpas, pues se encuentran en los jardines. Además, no todas las personas cuidan; algunas riegan alimentos y cometen otras indisciplinas que dañan la higiene y el medio ambiente”.

“Lo hemos permitido porque nuestro centro no posee las condiciones para el descanso y la permanencia. Nos preocupa que no tengan dónde guarecerse. La política no ha sido mandar a retirar las carpas cuando viene visita, sino tratar de resolver esta situación que es una necesidad innegable, una cuestión de humanidad”.

Jorge Luis Guzmán la Oz, jefe del Departamento de Inversión y Mantenimiento del centro, explicó por su parte que “el hospital fue concebido para 600 camas y en estos momentos ingresan casi 800 pacientes, por lo cual es imposible mantener los servicios con la estructura anterior. Ya se hizo el movimiento de tierra para la extensión de esa área, a cuya inversión le destinaron unos 400 mil pesos”.

“No vamos a construir un hotel para pernoctar porque no tenemos esa posibilidad. La idea es ampliar el local para dar más confort, con la colocación de dos o tres tipos de muebles y la climatización. Dispondrá de baños con lo preciso para el aseo”.

“Según cuentan antes había un motelito que daba alojamiento a los familiares pero tras los huracanes se lo dieron a familias que perdieron sus casas.